miércoles, 29 de diciembre de 2010

rosslyn


Era tanta la ambición de eternidad del conde que el maestro masón estaba seguro de que no bastaría con toda su vida para culminar la magna obra. Empleó horas, días, semanas en largas conversaciones sobre notas, claves y octavas con el maestro músico y llegó a olvidarse completamente del pilar hasta que el conde, irritado porque sentía cerca a la parca, se lo recordó.

Podría haberle dicho que no se sentía con fuerzas, que las piedras le estaban chupando la vida, pero pensó que le sentaría bien perder de vista durante algunas semanas los muros de Rosslyn y viajó a Roma en busca de una columna bellísima que recordaba de un viaje de juventud.

Y mientras el maestro masón estaba en Roma dibujando bocetos de aquella magnífica columna, su aprendiz, que habíase quedado en Rosslyn, tuvo una revelación y esculpió el pilar en una sola noche. Cuando el maestro masón regresó, vio la columna y cayó al suelo de rodillas. Tanta belleza, y no había sido él su autor, sino ese advenedizo, esa serpiente a la que había cuidado y enseñado desde que era un niño… Así que tomó un mazo y golpeó al aprendiz hasta la muerte. Después, arrepentido, se esculpió a sí mismo en la esquina opuesta al pilar para admirar eternamente la obra de su discípulo. Y para pedirle perdón.

Con el paso de los siglos, ya nadie se fija en esas pequeñas manchas oscuras casi imperceptibles que hay en la base del Pilar del Aprendiz. En cambio, los peregrinos se quedan embobados con los 213 pequeños bloques de enigmáticos diseños geométricos y con el ángel. Enigmáticos hasta el año 2007 de Nuestro Señor...

viernes, 24 de diciembre de 2010

neliz favidad

Que tengan ustedes una neliz favidad y un posprero ano nuevo.

francine (3/3)



A juzgar por la suciedad de sus ropas, el holandés debía llevar varios días ahí dentro, si es que no vivía allí. Medio a rastras le saqué del fumadero. El chino vino corriendo detrás nuestro, pero le tiré unas monedas, se paró a recogerlas y nos dejó marchar. Nos sentamos en unas escaleras del puerto. Corría una brisa fresca con sabor a mar y a brea. El holandés empezó a hablar sin que yo le invitara a ello.

- Yo no sabía quién era nuestro pasajero, solo que era francés, muy famoso, y que la joven reina de Suecia le había invitado a su corte como preceptor personal. Antes de partir subió al barco embozado en una capa sin separarse de un misterioso cofre que parecía tener muchísimo valor para él. Era bastante grande y muy pesado, y repartió varias monedas entre los que lo subimos a bordo.

No solíamos llevar pasajeros, así que por curiosidad, una noche me acerqué a su camarote y pegué la oreja a la puerta. Se oían ruidos extraños, como... como el mecanismo de un reloj. Escuché la voz del francés y su risa. Sabed que en los cinco días de viaje que llevábamos no se le había visto sonreír ni una sola vez. Pero había además de la suya otra, una risa cristalina… cristalina y metálica al mismo tiempo si me comprendéis, señor. Me entró el pánico y eché a correr.

A la mañana siguiente se lo conté al capitán. Él me tranquilizó, me dijo que tal vez lo había imaginado, pero advertí que él también estaba inquieto. Cada mediodía, antes de comer, el francés paseaba por cubierta un buen rato, y si no hacía mucho viento, leía un viejo libro en una mesita de madera que el capitán Fokke había hecho instalar para él en la popa. Fue mientras estaba allí leyendo que vimos al capitán salir a cubierta arrastrando aquel misterioso cofre. Antes de que ninguno de nosotros pudiera reaccionar, lo abrió. Dentro había una niña. Parecía muerta, pero se levantó y tendió sus brazos hacia el capitán, sonriendo. El capitán la agarró por la cintura y la tiró por la borda. Con estos mismos ojos que os miran la vi bracear en el agua para no hundirse sin dejar de sonreír.

Todos nosotros la vimos, y tan petrificados estábamos que no advertimos que el francés se acercaba al capitán y hundía varias veces una daga en su vientre para después tirarlo a su vez por la borda. La niña, que aún braceaba, se abrazó al cuello del capitán y se hundieron los dos en las profundidades…

__________________

No una, no: dos veces. Dos veces la he visto morir. Si su primera muerte partió mi alma en dos, la segunda me ha convertido en nada. Pero siento dolor. Luego existo...

________________

Un par de los nuestros se lanzaron al agua pero no pudieron recuperar el cuerpo del capitán. El francés se dejó prender sin oponer resistencia ni pronunciar una sola palabra. Cuando ya teníamos preparada la soga para colgarle del mayor el segundo de a bordo, bueno, nuestro nuevo capitán, nos lo impidió. Nuestra bandera era holandesa, señor, y el pasajero un francés muy famoso que gozaba del favor de la reina de Suecia. No teníamos nada que ganar y mucho que perder. Así que el resto del viaje lo pasó encerrado en su camarote. A veces se le oía llorar.

Después de aquel desgraciado viaje, el Libera Nos quedó maldito y solo los que no conocían su historia accedían a navegar en él. Se hundió, o lo hundieron, en algún lugar del mar del Norte. Del francés solo supe que murió en la corte sueca a los pocos meses en circunstancias algo oscuras. Decían que le habían envenenado y que tuvieron que enterrarle sin cabeza porque no habían podido encontrarla.

Algunos de nosotros nos enrolamos en el Batavia, que cubría la ruta hacia las Indias Orientales. Una noche estando yo en cubierta, oí un sonido que me resultó familiar, algo así como los engranajes de un reloj, y vi entre la niebla asomar los palos que tan bien conocía. Sí, señor, era el Libera Nos sin duda. Por encima de la línea de flotación, a estribor, tenía un enorme boquete con el cual ningún barco podría navegar sin hundirse en pocos minutos. Se acercó al Batavia sin hacer ruido, como flotando en el aire, y en cubierta les vi. Vi al capitán Fokke con su uniforme ensangrentado sosteniendo un cráneo bajo el brazo. A su lado una niña pequeña, rubia, me sonreía y me saludaba con la mano. Después el barco se desvaneció de nuevo en la niebla dejando tras de sí una risa cristalina. Cristalina, pero metálica al mismo tiempo. Y mis cabellos, señor, ya nunca más volvieron a ser rojos.

miércoles, 22 de diciembre de 2010

francine (2/3)

Nunca, desde el mismo instante en que aprendió a leer, había estado René tantos días sin siquiera rozar un libro. Esas malditas fiebres. Francine la dulce, que con su risa cristalina sabía alegrar hasta el día más oscuro del invierno, yacía en el lecho agonizando. Y él, con toda su sabiduría, con toda su filosofía, con toda su ciencia, lo único que pudo hacer por ella fue sostenerle la mano ardiente hasta que se tornó fría como el cristal. La besó, y fue como besar el mármol. Cerró suavemente la puerta de la habitación, se embozó en su capa y salió a la calle sin rumbo fijo. Sin darse cuenta sus pasos le llevaron hasta el lugar preferido de la pequeña Francine. El taller de muñecas del Sr. Duivel.

________________

El holandés se quedó mudo, y yo renuncié a hacerle más preguntas. De repente se puso en pie como accionado por un resorte para mirar la ventana por encima de mi cabeza. Me di la vuelta para saber qué estaba mirando. Desde el ventanuco podían verse los barcos que entraban y salían del puerto de Calais.

- ¿Esperáis un barco?

Por toda respuesta, el holandés empezó a correr por la habitación, a gritar y a aullar.

- ¡Libéranos! ¡Libéranos! ¡LIBÉRANOS, SEÑOR!

A nuestro alrededor nadie pareció sorprenderse por sus alaridos, antes bien siguieron con sus caladas y ensoñaciones sin darle ninguna importancia. Después el holandés cayó agotado sobre sus rodillas, unió sus manos en oración y murmuró una letanía de la que comprendí solo algunos fragmentos.

- Libera nos a fulgure et tempestate... a morte perpetua... Libera nos a spiritu fornicationis, ab insidiis diaboli... libera nos, Domine. Un barco, sí, sí. El Libera Nos es un buen barco, orgulloso y ligero, tan rápido que parece flotar un palmo por encima de las olas, como el albatros cuando sobrevuela las aguas para pescar. Y conoce bien su camino sin que nadie trace rumbos sobre un mapa ni haga girar su timón. Un camino que lleva hasta el mismísimo infierno...


francine (1/3)


Las almas más grandes son tan capaces de los mayores vicios como de las mayores virtudes.
René Descartes

El hombre embozado en una capa miraba el escaparate mientras, al otro lado del cristal, decenas de pares de ojos azules y verdes le devolvían la mirada sin pestañear. Al entrar en la tienda se sobresaltó con el sonido de la campanilla de la puerta. El artesano le preguntó qué deseaba y el hombre embozado en una capa le mostró un camafeo: era una niña de unos cinco años, larga cabellera rubia, ojos azules y mejillas sonrosadas. El artesano le miró sin comprender. Entonces el hombre embozado en una capa vació sobre el mostrador una bolsa llena de monedas de oro. El artesano recogió las monedas y sonrió.
_____________

- Busco al holandés.

El chino, sin mirarme apenas, me dirigió con un movimiento de cabeza hacia el fondo del fumadero. El local era oscuro y una niebla espesa y especiada invadía cada rincón. Apenas se oía ruido alguno a pesar de que en cada sala había varios hombres y mujeres tumbados, algunos incluso compartiendo lecho. Solo había un hombre que no estaba acostado, sino sentado ante la única ventana del lugar. Tenía el pelo blanco y llevaba el peso de la vejez sobre sus hombros. Sentado en una mesa para dos, estaba completamente solo y con la mirada fija en los sucios cristales. Me acerqué y le hablé. No me miró. Me senté frente a él en una silla vacía, y solo al interponerme entre él y la ventana se dio por enterado de mi presencia.

- ¿Sois el holandés?
- ¿A qué holandés buscáis? Hay muchos holandeses en tierra, y aún más en el fondo del mar.
- Busco al que dicen que conoció al Holandés Errante.

Sus facciones se crisparon y entonces caí en la cuenta de que en realidad no se trataba de un anciano. Su piel, aun curtida por el sol, era tersa y su mirada infantil. Aunque su cabello colgara en descuidadas guedejas blancas, sus ojos delataban pocos más de veinte años.

- Sí, sí… Navego bajo sus órdenes. Es un buen capitán, sí, sí, buen capitán. Se preocupa por nosotros, es piadoso, si los domingos rezamos los sábados nos deja beber ron, él reza mucho, sí, sí. Un nombre muy estúpido ese de Holandés Errante, no le gusta, no, no le gusta nada. Él ya tiene su propio nombre. Podría contaros la historia del capitán Fokke, sí, claro que podría, pero no me apetece recordarla…

sábado, 18 de diciembre de 2010

maneras de matar


...Solo pocas de estas cosas están prohibidas en nuestra ciudad.

Enfrente del Almirall.

lunes, 13 de diciembre de 2010

jonathan lake


El profesor Jonathan Lake, catedrático de biología de la Universidad de Miskatonic, viajó en 1867 al País de las Maravillas. Dicen quienes le vieron a su regreso que parecía como alelado, perplejo, incapaz de articular palabra. Tras algunos meses encerrado en su laboratorio de la universidad con un cartelito de No molesten colgado de la manecilla de la puerta, la señora de la limpieza la reventó a golpes de fregona y le encontró un poquito muerto. Ante él tenía un maletín de madera. He aquí el inventario que la policía redactó de su contenido:

- Carta-soldado enmarcada
- Feto de ranta momio
- Oruga en conserva
- Rosa blanca pintada de rojo
- Pluma de cuervo
- Reloj de bolsillo
- Llave
- Espejo
- Dientes del gato de Cheshire
- Mechón de pelo del gato de Cheshire
- Foto enmarcada de Lewis Carroll
- Varias fotos de habitantes del País de las Maravillas
- Botellas Cómeme y Bébeme
- Frasco con agua del Estanque de las Lágrimas
- Botellas con trozos de setas
- Mapa sin sentido del camino que lleva a la madriguera del conejo
- Mapa del País de las Maravillas
- Copia del poema "You are old, father William"
- Estampa medio quemada de la escena del juicio
- Carta del profesor Lake sobre su viaje

miércoles, 8 de diciembre de 2010

breaking bad


¿Qué puede hacer un profesor de química a quien han diagnosticado un cáncer terminal, que está casado con una mujer embarazada y tiene un hijo discapacitado? Pues convertirse en cocinero de metanfetaminas, naturalmente, qué si no. Se asocia con un exalumno suyo que se dedica a traficar con drogas, pero tendrán algunos problemillas inesperados. Como cuando Walter le dice a Jesse que compre un balde de plástico para disolver un cadáver en ácido, pero Jesse se cree muy listo haciéndolo en la bañera de su casa... Es Breaking Bad.


viernes, 3 de diciembre de 2010

las tijeras


Sí, es superficial. Vale, es hortera. Ni siquiera es original, de acuerdo. Pero es fresca y me gusta despertarme con ella cada mañana. Sabe cómo ponerme de buen humor y eso me basta. Mientras dure.

miércoles, 1 de diciembre de 2010

nendo dango


Para mejorar la producción de la Naturaleza con la menor intervención posible, Masanobu Fukuoka ideó un sistema que permite sustituir el arado así como los espantapájaros y otros métodos:

• Se mezclan semillas dentro de bolitas de barro (nendo dango) de unos 2 o 3 cm que luego se esparcirán por el campo.
• Las bolas se desharán con la primera lluvia intensa, y las semillas comenzarán a brotar, hasta entonces protegidas de los animales y el tiempo.
• En la mezcla de semillas vienen incluidas las semillas del cultivo que se desea hacer, junto a otras plantas (principalmente trébol blanco) que germinarán más pronto y crearán una capa fina que protegerá el suelo de la luz, impidiendo la germinación de hierbas, pero no de cereales o lo que se desea cultivar.
• En lugar de arar o desherbar el campo, se recubre con restos de las plantas cultivadas en la cosecha anterior, de forma que se crea un compostaje natural que conserva la humedad y los nutrientes e impide la proliferación de hierbas no deseadas.

Ojo, que a veces hay que comprar plantas de calidad comprobada ya germinadas, que son más caras, pero nada da tanta satisfacción como ver germinar una semilla. Y es que incluso después de haber ensayado pacientemente el proceso una y otra vez durante varias generaciones, a veces, solo a veces y muy de vez en cuando, se obtiene lo siguiente:

viernes, 26 de noviembre de 2010

when the day breaks

miércoles, 24 de noviembre de 2010

besugos

(Exterior día, a la salida del metro. Rojo aborda a Azul)
- Perdona, ¿podrías decirme dónde vive Pepe?
- ¿Pepe? ¿Qué Pepe?
- Mi amigo Pepe.
- ¿Pepe qué más?
- No sé... Pepe.
- Pues no, cómo voy a saberlo.
- Es que a Pepe le conoce todo el mundo. ¿A que tú tienes un amigo que se llama Pepe?
- Pues... sí.
- ¿Y podrías decirme dónde vive, por favor?
- Pero... pero cómo van a ser “tu” Pepe y “mi” Pepe el mismo, joder. Anda que no habrá Pepes en este barrio. Llámale por teléfono y pregúntale dónde vive.
- Es que no tengo su teléfono. ¿Me lo puedes dar, por favor?
- Pues la próxima vez que le veas le preguntas su apellido, teléfono, dirección y e-mail y te lo apuntas, yo qué quieres que te diga...
- Dónde vive Pepe, eso quiero que me digas, que no te cuesta nada, caray.
(Verde aborda a Rojo)
- ¡Hey, tío, tú por aquí!
- ¡PEPEEEE! ¡Qué alegría verte! Precisamente estábamos hablando de ti.
- Hostias... ¡Pepe!
- ¡Anda, pero si eres tú, cuánto tiempo! ¿Os conocéis?
- Qué va, de nada, es que...
- Claro que sí, llevamos un buen rato charlando. No quería darme tu dirección.
- ¿Y por qué no querías dársela?
- A ver, la cosa no ha sido exactamente así, yo...
- ¿Cómo que no?
- Bueno, es igual. Venga, esto hay que celebrarlo. Vamos al bar de Ramón a tomarnos unas birras.
- Ah, Ramón, sí... ¿Y dónde es, que tiene el bar?
- Pues... la dirección exacta no la recuerdo. ¿Tú sabes dónde está?
- Pues estaba por aquí, creo...
(...Y Verde aborda a Naranja)
- Perdona, ¿podrías decirnos dónde está el bar de Ramón?
- ¿Ramón? ¿Qué Ramón?

lunes, 22 de noviembre de 2010

domingo


Puede que haya vida inteligente en otros planetas, pero lo que es en este...

domingo, 21 de noviembre de 2010

lotos



Enfrente del umbral,
muchos valles profundos.
La luz poniente
trenza andares de lluvia.
Verde del vacío,
la sombra invade el patio.
La mirada capta
la pureza del loto.
Entonces conoce
su corazón sin mancha.

Meng Hao-Jan

viernes, 19 de noviembre de 2010

sopa de letras



Érase una vez un señor que, desparramando un paquete de sopa de letras Gallo sobre la mesa, descubrió que no estaban todas: faltaban la u y la w. Ni corto ni perezoso, escribió a Pastas Gallo, y ante su sorpresa, le contestaron. Pero no solo eso, sino que algún tiempo después subsanaron la letril carencia y hasta pusieron una sopa de letras en su página web.
Mientras reflexionan sobre el inconformismo, la sopa, la denuncia y la justicia poética, paséense por aquí y por aquí. Y en este último aquí, tengan en cuenta que no hay que maximizar la pantalla porque pierde toda la gracia.

martes, 16 de noviembre de 2010

por una cabeza (II)


Cuántos desengaños,
por una cabeza.
Yo jugué mil veces,
no vuelvo a insistir.
Pero si un mirar
me hiere al pasar,


domingo, 14 de noviembre de 2010

mambo


martes, 9 de noviembre de 2010

red universe



Un bonito cielo estrellado, un bonito paisaje… Uno puede caminar, meditar, volar y dejarse caer suavemente en el pequeño universo de la Red Interactive Agency. Solo hay que escoger un personaje, un nombre, y se puede incluso chatear con los ocasionales paseantes. Y después tal vez encuentren la inspiración para hacer esculturas con libros o componer algo de música. Lo que no hay es luna, por lo menos yo no la he visto…
Ah, y aquí está el blog del administrador del invento, Romar, con un montón de truquitos divertidos.

domingo, 7 de noviembre de 2010

laura



En octubre de 1868 Laura Jernegan, una niña de 6 años de Edgartown, Massachusetts, partió en un viaje que duraría tres años con su padre, madre, hermano y la tripulación del Roman a la caza de ballenas por el Océano Pacífico. A pesar de su corta edad, se esforzó en escribir un diario en el cual relató su viaje. Dicen que una mujer a bordo trae mala suerte, pero puesto que eran dos, Laura y su madre, aparentemente el viaje transcurrió tan plácido como el de un ballenero cualquiera de la época.


sábado, 6 de noviembre de 2010

besos


Hay besos de muchas clases. Algunos dan vida, algunos matan, algunos sellan una despedida definitiva y algunos son un grito de rebelión. Otros pretenden dar vida pero no lo consiguen, como el que le dio en 1967 un operario a un joven que sufrió una descarga de más de 4.000 voltios. No consiguió salvarle, pero Rocco Morabito hizo una bonita fotografía.

lunes, 1 de noviembre de 2010

por mis muertos



Cuando llegué con mi ramo de rosas a tu tumba y vi la lápida rota mi corazón se rompió en mil pedazos. Encontré algunos huesos tuyos desparramados y, sin pensarlo, los cogí y los metí en mi bolso. En casa, con la ayuda de un viejo libro de anatomía los fui disponiendo sobre tu cama como si de un rompecabezas se tratara. Ahora ya me da igual si todos los huesos son tuyos o no: te debo un esqueleto completo. Las costillas, las falanges, las vértebras y los dientes fueron fáciles, pero el hioides… como sea tengo que encontrarlo o no podrás volver a hablarme nunca más. He comprado un ataúd de plástico para ti que guardo para cuando estés completo. Como me llamo Isis que algún día lo conseguiré. Por mis muertos lo juro.

sábado, 30 de octubre de 2010

duelity



Según los archivos de los laboratorios de Diseño Inteligente de la Organización Suprema (DIOS) se tardaron apenas seis días en fabricar un universo totalmente operativo, con día, noche, flora y fauna, y en instalar a Adán como director para supervisar las funciones diarias en la Tierra.

Esa es una historia.

Si se cree en el libro de Darwin, en cinco mil millones de años tras el Big Bang el cosmos ha engendrado el magma, la tierra firme, las bestias que se arrastran y la humanidad, cuya dolorosa y caótica evolución ha engendrado a su vez el don de la conciencia.

Duelity es una animación en pantalla dividida que cuenta desde ambos puntos de vista el relato de los orígenes de la Tierra en un viaje vertiginoso y estimulante a través de la historia y la lengua que marcan el pensamiento humano.

jueves, 28 de octubre de 2010

torchwood


Dicen que durante el rodaje de la nueva versión de la serie Doctor Who, para mantener a salvo de los piratas los nuevos episodios, los enviaban de Cardiff a Londres etiquetados como Torchwood, un anagrama de Doctor Who. Después, cuando pensaron en la posibilidad de una spin-off un poco más siniestra y adulta que la del inocentón doctor, la titularon así. Qué bien, pero qué bien me lo he pasado con Torchwood, especialmente con la segunda temporada.

miércoles, 27 de octubre de 2010

marditos asiriólogos



Bueno, con haber participado ya me siento suficientemente premiada, mi más sincera felicitación al ganador, aunque después de todo qué es un premio, ya ves truz, si todo es política y seguro que el ganador se ha tirado a alguien del jurado y además… mmm… huy no, pérate que este no era… [ruido de papeles] ¡Corta! Puedes cortar, ¿no? ¿Cómo? ¿Que es en directo? [algunas palabras irreproducibles en horario infantil]

Ejem, ejem. Me llena de orgullo y satisfacción haber ganado tan prestigioso galardón, y más aún teniendo en cuenta que han tenido a bien concedérmelo mis compañeros y compañeras. Ay, no sé qué decir, la emoción me embarga… y el ayuntamiento también, pero eso es otra historia. Quiero dar las gracias a toda la gente que siempre me ha apoyado (a los que no, que les den), al equipo técnico, a los cámaras, a las maquilladoras, a los de vestuario, a los iluminadores, a los fontaneros, a mi familia, a mis (pocos) amigos, a mi maestra de tercero de básica, a mi portera y a mi gato… no necesariamente por este orden. Y a la princesa, por haber tenido una idea tan divertida. Zénkiu, zénkiu verimach [sollozos entrecortados, fundido en negro].

martes, 26 de octubre de 2010

torcido



Encontré aquel grabado en la calle tirado junto a un contenedor. Era un grabado oscuro, una maraña aparentemente indiscriminada de sombras y tramas, pero pensé que quedaría bien en el comedor ante el espejo grande. Al llegar a casa lo colgué. Parecía estar recto, pero al mirar su reflejo en el espejo se veía claramente torcido. Lo reajusté una y otra vez usando una cinta métrica y masilla para fijar el marco. Calculé con exactitud las medidas del cuadro y la pared hasta que quedó perfectamente paralelo al friso del techo y al zócalo del suelo. De reojo miré su reflejo en el espejo: seguía torcido.

Cuando venía alguien a casa, con cualquier excusa le preguntaba si le parecía que el cuadro estaba torcido, e invariablemente me respondían que no, que estaba perfecto. Lo decían para tranquilizarme, porque yo sabía bien que no era así.

¿Y si la culpa era del espejo? Lo incliné a derecha e izquierda, pero lo único que conseguí es que tanto el reflejo como su imagen original parecieran igual de torcidos. La que estaba torcida debía ser la casa. En mis febriles sueños veía líneas continuas, discontinuas y punteadas que se dirigían a un punto de fuga en un horizonte obscenamente inclinado. Tras consultar con arquitectos, delineantes y geómetras en vano, ya empezaba a sentirme tan torcido o más que el puto cuadro.

Acabé dejando el grabado en el mismo lugar en que lo encontré, apoyado cuidadosamente en el suelo junto al contenedor. Un borracho dejó de rebuscar en la basura para ver qué era lo que yo acababa de tirar. Mientras estudiaba el cuadro para valorarlo ladeaba exageradamente la cabeza. Jódete, pensé. Al día siguiente, para llenar ese hueco que me obsesionaba, colgué otro espejo. Redondo.

viernes, 22 de octubre de 2010

la isla


Estaba aterrorizada pero no era la única. Éramos muchas. Nos hicieron entrar en una especie de enorme hangar vacío excepto por una mesa tras la cual había tres hombres. En ningún momento se dignaron mirarnos, ni falta que hacía: las cámaras instaladas en el techo mostraban nuestras imágenes desde todos los ángulos en un videowall.

Nos hicieron poner en fila. Una mujer de mediana edad, rubia, vestida como una institutriz de los años cincuenta, se paseó ante nosotras evaluándonos con una actitud casi militar. A la primera pasada eliminó a algunas de nosotras. Después recorrió de nuevo la fila dándonos a una por una un tirón de pelo tan fuerte que nos hizo gritar. Algunas pelucas cayeron al suelo. “Vosotras, fuera.”

Después, con una carta de colores en la mano, eliminó a unas cuantas más. Pero lo más humillante estaba por venir. Cuando ya solo quedábamos unas cincuenta, nos ordenó que nos desnudáramos precisando que la que se negara quedaría eliminada automáticamente. Algunas se desnudaron con frialdad profesional, otras lo hicimos tímidamente, prenda por prenda, dejándolas bien dobladas en el suelo ante nosotras.

Cuando llegó ante mí, me miró la entrepierna sorprendida y me dijo que estaba fuera.
- Espere, yo... puedo afeitarme. Por favor, necesito el trabajo.
- Ya te he dicho que estás fuera, reina.

Empecé a caminar desnuda, con mi ropa en la mano, hacia la minúscula puerta de salida. Dios, cómo no se me había ocurrido, podría haberme afeitado, o teñido, qué sé yo... En ese momento la institutriz rubia me llamó.

- ¡Eh, tú! -dijo, refiriéndose a mí.
- Sí, dígame.
- Felicita a tu peluquero. Llevas uno de los teñidos más auténticos que he visto en mi vida. Ahora vete.

domingo, 17 de octubre de 2010

longplayer



¿Qué empezó la medianoche del 1 de enero de 2000 y durará hasta el 31 de diciembre de 2999? Pues una canción que suena en un antiguo faro de Londres. Una canción sosita, todo hay que decirlo, interpretada con un instrumento musical tibetano llamado ring gong, que algunos traducen al castellano como tazón cantador. El padre del proyecto LongPlayer es Jem Finer, y entre algunos de sus padrinos se encuentra Brian Eno. No sé cuánto habrá costado el proyecto y supongo que debe tener su aquel visitar el faro y escuchar las vibraciones un día de lluvia, pero la pregunta que se me ocurre ahora mismo es: ¿era necesario? Ya puestos, me parecen más ingeniosos el órgano marino de Zadar, aunque la musiquilla resulta algo molesta, o el Ringing singing tree de Burnley, digno de la banda sonora de una película de terror.

sábado, 9 de octubre de 2010

ana somnia


Anasomnia podría ser una palabra de raíz griega que significara la negación del sueño o una disfunción de la glándula que mantiene a raya las pesadillas. En catalán podría ser Anna somnia, Ana sueña. Anasomnia podría ser también el nombre de una enigmática zarevna de largos cabellos con un vestido diseñado por Klimt salida de algún cuento de hadas ruso. Pero en realidad, se trata de una niña de inquietantes ojos oscuros que nos pide que apaguemos la luz para poder mostrarnos sus sueños.

Modo de empleo: abra la ventana, encienda los altavoces del ordenador, apague la luz de su habitación y por último, apague la de la habitación de Ana Somnia. Felices pesadillas.

viernes, 8 de octubre de 2010

como una ola



En octubre de 1814, tras un caluroso verano, Ann y Catherine faenaban en el huerto. Con la boca seca y pastosa dijo Catherine: “Ahora mismo daría cualquier cosa por una cerveza fría”. Ann se santiguó y le dijo que hay que tener mucho cuidado con lo que se desea porque podría hacerse realidad. Entonces oyeron el estallido: millón y medio de litros de cerveza arrasaron St. Giles y sus alrededores. El juez dictaminó que había sido un Acto de Dios. Un siglo después, en Boston, una ola de melaza de cuatro metros de altura arrasó las calles arrastrando cuanto encontraba a su paso. Seres humanos y animales se debatieron inútilmente hasta la muerte como moscas atrapadas en una pegajosa telaraña. La especial densidad de la melaza formó un mar gelatinoso que se bamboleaba de un lado a otro hinchándose y deshinchándose como el pecho de un enorme monstruo. Dicen que en las pesadas noches de verano aún hoy puede notarse en la brisa un leve y nauseabundo olor, un eco espeso y dulzón que eriza el lomo de los gatos y provoca en los perros aullidos de terror.

miércoles, 6 de octubre de 2010

acostarse con el enemigo


Libro de Judit

10:23 Cuando apareció Judit delante de él y de sus oficiales, todos quedaron maravillados por la hermosura de su rostro: ella se postró con el rostro en tierra, pero los servidores de Holofernes la levantaron.
11:23 "Tu aspecto es tan encantador como son hábiles tus palabras: si obras como lo acabas de decir, tu Dios será mi Dios, y tú habitarás en el palacio del rey Nabucodonosor y serás famosa en toda la tierra".
12:12 "Porque sería vergonzoso que dejáramos partir a una mujer como esta sin haber gozado de ella. Si no logramos conquistarla, ella se burlará de nosotros".
12:16 Judit entró y se reclinó; el corazón de Holofernes quedó cautivado por ella, su espíritu se turbó y ardía en deseos de poseerla, porque desde la primera vez que la vio, buscaba la oportunidad de seducirla.
12:17 "Bebe", le dijo Holofernes, "y alégrate con nosotros".
12:20 Mientras Holofernes, encantado con ella, bebió tanto vino como nunca lo había hecho en un solo día desde su nacimiento.
13:6 Judit se aproximó entonces a la barra del lecho que estaba junto a la cabeza de Holofernes, descolgó de allí su espada,
13:7 y acercándose al lecho, lo tomó por la cabellera y exclamó: "¡Fortaléceme en esta hora, Dios de Israel!"
13:8 Luego le asestó dos golpes en el cuello con todas sus fuerzas y le cortó la cabeza.
13:9 Hizo rodar el cuerpo desde el lecho y arrancó el cortinado de las columnas. Poco después, salió y entregó a su servidora la cabeza de Holofernes.

5:25 Sísara pidió agua, ella [Jael] le dio leche, le ofreció cuajada en taza de príncipes.
5:26 Extendió su mano hacia la estaca, y su derecha, hacia el martillo de los trabajadores;
martilló a Sísara, le partió la cabeza, le machacó y le atravesó la sien.

domingo, 3 de octubre de 2010

teteraedro


Russell tomó como metáfora una tetera. Podría haber tomado un plato sopero, una cuchara o una huevera, pero no: pensó en una tetera. ¿Casualidad? Tal vez sí, la misma casualidad que hizo que Martin Newell adoptara una tetera como punto de partida para sus estudios sobre tridimensionalidad, una figura que simboliza el desarrollo de los gráficos informáticos y que ha formado parte de las librerías de documentación informática durante años. La tetera de Utah se ha convertido en una leyenda para todos los informáticos del mundo, y el círculo se ha cerrado añadiéndola a los sólidos de Platón con el nombre de teteraedro. No se preocupe, Sr. Platón, que no le tendremos en cuenta el olvido. Pero para la próxima, esmérese más.

viernes, 1 de octubre de 2010

sitepal


Está él y está ella. Él puede ser Jordi, Tarik o Wang. Ella puede ser Arantxa, Empar o Zeynep. Jamás pierden de vista el cursor. Como novedad respecto a otros programas parecidos, este sabe deletrear perfectamente: pónganlo a prueba. Y si quieren sacarle el máximo partido, pueden combinarlo con traductores automáticos como este.

jueves, 30 de septiembre de 2010

la unicornio rosa invisible


Benditas sean sus sagradas pezuñas, la paz sea con Ella y que sus pezuñas nunca sean herradas. Que Ella nos salve de la Ostra Púrpura. Así sea.

Los unicornios rosas invisibles son seres de gran energía espiritual. Lo sabemos porque son capaces de ser a la vez rosas e invisibles. Como todas las religiones, la religión de la Unicornio Rosa Invisible se basa en la lógica tanto como en la fe. Tenemos fe en que los unicornios son rosas, y por la lógica sabemos que son invisibles, ya que no podemos verlos.

Steve Eley

martes, 28 de septiembre de 2010

spaghetti harvest


En la década de los cincuenta un equipo de audaces reporteros de la BBC pasó una temporada con una familia de la Suiza italiana para rodar en exclusiva los entresijos de uno de los más complicados cultivos del mundo, el espagueti, desde la primera floración del árbol hasta la aparición del codiciado fruto. Gracias a estos precursores de Callejeros el espectador asistía atónito a uno de los secretos mejor guardados de la agricultura tradicional. ¿Y cómo es posible que todos los espagueti tengan exactamente la misma longitud? Pues gracias a la meticulosa selección generación tras generación de los especímenes mejor dotados. En caso de que deseen cultivar su propio espagueti, lo que deben hacer según Richard Dimbleby, reputada voz en off del documental, es poner un espagueti seco en una lata de salsa de tomate, y esperar lo mejor. Igual rezar también ayuda. La emisión tuvo lugar exactamente el 1 de abril de 1957.

viernes, 24 de septiembre de 2010

todos los santos



- ¿Pero ande vas con ese vestido rojo? ¿Tú me ves a mí vestida de rojo? Anda, anda, sube a ponerte el azul y date prisa que se hace tarde y tendremos que esperar por la escalera.

Miré a madre: iba de negro. Como ayer. Como anteayer. Creo recordar que el día que nací también iba de negro. Cuando bajé con el vestido azul puesto ya me estaba esperando de pie junto a la puerta. A su lado tenía un cubo lleno de trapos entre los que asomaba el señor Netol con una sonrisa de oreja a oreja.
Mientras subíamos por la pendiente que lleva al cementerio me dijo que empezaríamos por el nicho de la tía Julia.

- La tía Julia era una santa y más limpia que los chorros del oro y el bizcocho de anís le salía como a nadie. Después de prepararlo quemaba una rama de canela y el olor se paseaba por todos los rincones de la casa durante horas.

Al llegar me envió a la fuente a llenar el cubo. Cuando volví ya se había agenciado la escalera para llegar donde la tía Julia, que estaba en el tercer piso. Se sacó un manojo de llaves del canalillo, escogió una y abrió el marco del nicho.

- Anda, toma la flor y lávala bien con agua. Menuda era la tía Julia. Era una santa y tan limpia que para cocinar nunca tocaba la comida con las manos. ¡Si hasta hacía las croquetas con cuchara y tenedor!

Mientras madre limpiaba el cristal y el metal del marco yo me entretenía mirando las lápidas. Algunos nombres me eran familiares y otros no. Las lápidas de algunos nichos eran tan viejas que el nombre pintado ya no se podía leer.

- Alcánzame ese trapo, niña. Esos muertos sin nombre, qué pena… Qué malos debieron ser en vida para que nadie cuide ahora de ellos.

Cogió algo de dentro del jarrón del nicho y me lo enseñó.

- Es el anillo de casada de la tía Julia. No quiso que la enterráramos con él. “¿Para qué sirve un anillo de casada si nadie puede verlo?”, solía decir. Cada noche lo limpiaba con bicarbonato y lo dejaba en la mesilla de noche dentro de un vaso con agua del carmen. Era una santa y limpia como los chorros del oro.

- Tú la querías mucho a la tía Julia… -dije en un tono a medio camino entre pregunta y afirmación.

- ¿Que si la quería? ¿QUE SI LA QUERÍA? Era más mala que un dolor de muelas la tía Julia. Aún tengo sus dedos marcados en las mejillas de las leches que me daba. Hasta el cura cambiaba de acera cuando se cruzaba con ella por la calle. ¿Por qué crees que el tío Paco está enterrao en la otra puntal cementerio? “Como me enterréis al lao de esta me levanto y me voy corriendo”, decía. Menudo pronto tenía la tía Julia.

Madre volvió a poner la flor de plástico y el anillo dentro del jarrón, cerró el nicho, se echó un poco hacia atrás para valorar el resultado y sonrió satisfecha.

- Mira qué bonito ha quedao, qué limpio. Si hasta la flor de plástico parece nueva. Casi vale la pena morirse para tener un nicho tan limpio como este.

sábado, 18 de septiembre de 2010

los chicos estan bien


Nota sobre soporte papel cuadriculado arrugado arrancado de un bloc, escrita con rotulador rojo. La nota empieza en letras mayúsculas para pasar a alternar minúsculas y mayúsculas a partir de la segunda palabra. Sintaxis desordenada: el mensaje, ordenadamente articulado, debería ser "Los 33 estamos bien en el refugio", por ejemplo. Es de suponer que inconscientemente el autor ordenó los conceptos por subjetiva prioridad. Ya les falta menos.

viernes, 17 de septiembre de 2010

la locura de las hormigas



En algún momento la glándula inadecuada secreta la hormona equivocada y el individuo enloquece. La locura es contagiosa y los demás individuos se van sumando a la danza mortal, a la espiral en movimiento, al vórtex del agotamiento y a la asfixia. Como el baile de San Vito, como la madrastra de Blancanieves con sus zapatos al rojo vivo. Totentanz.

domingo, 12 de septiembre de 2010

el loro conoce al asesino


Pero el loro es de piedra y pesa 18 kilos. La prueba más importante del caso, y los funcionarios se negaron a llevarlo al juzgado. Ya había matado una vez, y el sueldo medio de un funcionario no cubre el riesgo de morir por loro. Loro en inglés es parrot.

jueves, 9 de septiembre de 2010

miau


- ¿Me estás diciendo que a partir de lo que una persona compra en el súper se puede saber qué clase de vida lleva?
- Naturalmente. Fíjate: esos adolescentes han comprado tres bolsas gigantes de patatas fritas, tres packs de latas de cerveza, dos cocacolas de 2 litros, una botella de ginebra y otra de whisky. Van a montar un fiestorro del copón.
- ¿Y esa?
- A ver... Un paquete de pasta, espinacas, queso fresco sin sal y un pack de yogures light. Operación bikini barata.
- Vale, Sherlock, ¿y esa otra?
- Veamos... Una botella de whisky, una barra de pan, un brick de leche y una lata de comida para gatos... Está clarísimo: vive sola, es alcohólica y tiene un gato.


Al llegar a casa el gato ya me estaba esperando detrás de la puerta. Solo la costumbre me impidió tropezar con él mientras se frotaba contra mis piernas al caminar. Dejé la bolsa en la cocina, cogí una taza y la llené de leche hasta la mitad. Acabé de llenarla con whisky y la puse en el suelo.
- Buen chico, buen chico, mamá sabe lo que te gusta.
Mientras el gato lamía y ronroneaba feliz, corté unas rebanadas finas de pan y cogí la lata.
- Mmmm... Atún y salmón.
Abrí la lata y con un cuchillo unté cuidadosamente el pan. Estaba realmente delicioso.

lunes, 6 de septiembre de 2010

stöer, escher, bach


Todos creemos saber qué diferencia hay entre inspirarse en algo, copiarlo o plagiarlo. Pero… ¿dónde están exactamente los límites? ¿Acaso no puede una persona llegar a la misma conclusión que otra sin haber tenido conocimiento de sus descubrimientos? ¿Es menos válida la obra de un alguien por “parecerse” a la de otro alguien de quien ni siquiera había oído hablar?

Sr. Escher (1898-1972), vale que en su época no existía internet, pero recuerde que está usted bajo juramento. ¿Insiste en que nunca jamás había oído hablar del Sr. Lorentz Stöer (1537-1621), ni tenía conocimiento alguno de sus obras? ¿Eh? Y ahora, pónganle el sonido que quieran.

sábado, 4 de septiembre de 2010

rock, paper, scissors


Piedra, Papel o Tijera (PpT, en inglés RPS) es el método de toma de decisiones más popular del mundo. Todas las culturas reivindican de una forma u otra haber creado primero el PpT. Sabemos que las tijeras fueron inventadas hace unos 500 años en Italia, pero algunos dicen que el gesto evolucionó a partir de “filo”, con lo cual la datación y precisión del origen geográfico del método es prácticamente imposible.

¿Cómo jugar contra una persona con poderes psíquicos telepáticos? No es muy probable que se encuentre en esta situación, pero si se da el caso le recomendamos que practique sus tiradas teniendo en mente el nombre de otra tirada. En lugar de pensar en ella por su auténtico nombre, piense en la tirada que la gana. Por ejemplo, si va a hacer el gesto de tijeras, piense en piedra, si va a hacer el gesto de piedra, piense en papel, etc. De esta forma el adversario perderá siempre que se fíe de su clarividencia. Este método requiere mucha práctica.

En la World RPS Society, entre otras muchas cosas encontrará el nuevo software de entrenamiento personal RPS-OT alpha 3.0, producto de 3 años de desarrollo, con el máximo rendimiento en todas las plataformas, optimizado para CPU de procesador dual, bajos requerimientos de RAM, interfaz gráfico de usuario actualizado y una nueva tecnología neural que le permitirá mejorar su técnica. Todas las estrategias y tácticas de los jugadores más famosos del mundo están ahora a su alcance. ¡No se lo pierda!
Y para el jugador sofisticado que gusta de estar siempre a la última, lo mejón de lo mejón: el guante cibernético RPS.

viernes, 3 de septiembre de 2010

el tren de statesville


Cuando te hablaba del Área 51, de los cráneos de cristal o del tren fantasma de Statesville te reías, pero tu risa no me ofendía. Era la risa del padre que escucha las cábalas sobre Papa Noel de su hija. Por eso me alegré cuando me dijiste que nos acompañarías a Carolina. “Será divertido”, dijiste.

Fuiste tú quien sugirió sentarnos sobre las vías, dentro del túnel, pasándonos de mano en mano una botella de Johnnie Walker en silencio. Al cabo de un buen rato la botella ya estaba vacía y la habíamos estrellado contra las paredes del túnel.

De repente, los cristales rotos brillaron en la oscuridad y una brisa gélida en pleno agosto nos abofeteó el rostro. Tú también la sentiste. Nos levantamos y miramos hacia la entrada del túnel. Una niebla espesa y pesada se arrastraba hacia nosotros. Cuando ya casi teníamos el tren encima me empujaste fuera de las vías. Me levanté como pude y les vi. Les vi a todos. A la bella Ophelia de piel morena y a su madre, a Ted Brody, a Warren con su uniforme de bombero, a Doc Wells… A cada uno de los veintidós, veintidós rostros con los ojos rojos como fotos polaroid pegadas una al lado de la otra pasando vertiginosamente con un estruendo ensordecedor. Y después de todos ellos, en la última ventanilla del tren, te vi a ti. Me miraste con tus ojos rojos y me saludaste con la mano. Adiós, mi amor. Hasta el año que viene.

martes, 31 de agosto de 2010

unicejos


En Monobrow.com no pensamos que tener una sola ceja sea una deformidad humana grotesca, estrafalaria. Todo lo contrario. Creemos que eres especial. Tan especial que los demás miran esa especie de oruga peluda que tienes encima de los ojos y dicen: “Dios mío, ¿qué demonios es esa cosa?” No estás solo. Monobrow.com, celebrando la unión de tus cejas. Si Dios hubiera querido que tuvieras dos, no te habría dado una.

viernes, 27 de agosto de 2010

vídeos literales


El primer vídeo literal fue una idea de Dustin McLean y sus amigos. Consiste en cambiar la letra de la canción para describir lo más literalmente posible lo que aparece en las imágenes. Hay bastante trabajo detrás de estas parodias porque hay que conseguir que tengan cierta gracia, que rimen mínimamente, y luego imitar las voces originales. Los más famosetes son Total Eclipse of the Heart de Bonnie Tyler, Under the bridge de los Red Hot Chili Peppers, Head over Heels de Tears for Fears o You’re Beautiful de James Blunt. ¿Para cuándo una de los Abba? Mientras esperamos, aquí va la China Girl de Deivit Bogüi.

jueves, 19 de agosto de 2010

Little Boy Billy


Había una vez tres hombres de Bristol
que robaron un barco y se hicieron a la mar.
Eran Gorging Jack y Guzzling Jimmy,
y también estaba Little Boy Billy.
Habían robado una caja de galletas
y una botella grande de whisky,
pero para cuando llegaron a mar abierto
no les quedaba más que medio guisante.
Dijo Gorging Jack a Guzzling Jimmy:
“No tenemos comida, así que te comeré a ti”.
“Soy viejo y duro de roer”, dijo Guzzling Jimmy,
“mejor comámonos a Little Boy Billy”.
“Oh Little Boy Billy, te mataremos y te comeremos,
ve desabrochándote el botón de la camisa”.
“Por favor, ¿puedo antes decir las oraciones
que mi querida madre me enseñó?”
Se subió al mastelero y allí fervoroso se arrodilló.
Cuando ya iba por el undécimo mandamiento
gritó “¡Tierra a la vista! Veo Jerusalén y Madagascar…
y Norteamérica… y Sudamérica…
Anda, y también a la Armada inglesa
con el Almirante Nelson al frente”.
A Gorging Jack y a Guzzling Jimmy colgaron
y a Little Boy Billy almirante nombraron.

miércoles, 18 de agosto de 2010

30-Second Bunnies Theatre


¿Por qué algunas películas son tan largas? ¿Es realmente necesario? A los conejitos bien que les basta con 30 segundos y tienen una videoteca de hasta 62 micropelículas. Qué monines los conejines.

lunes, 16 de agosto de 2010

Soundsleeping



¿Se pueden oír al mismo tiempo grillos y gaviotas, olas rompiendo y fuego crepitando, dos ritmos de percusión, flauta, vibráfono, el canto de un pájaro, el murmullo de un arroyo, lluvia y truenos? Sí, se puede, y además no es necesario ser un dios para poder darle a cada uno el volumen que se desee: basta con Soundsleeping.

Baltimore Whores


Estaban cuatro putas viejas de Baltimore
bebiendo vino de color sangre,
y su único tema de conversación era
“el mío es más grande que el tuyo”.
“Mentís” dijo la primera puta.
“El mío es tan grande como el cielo.
Los pájaros entran, los pájaros salen,
sin tocarme un solo pelo”.
“Mentís” dijo la segunda.
“El mío es tan grande como el mar.
Las naves entran, las naves salen,
y no me llegan ni a rozar”.
“Mentís” dijo la tercera.
“El mío es tan grande como la luna.
Los hombres saltan dentro y fuera
sin llegar a tocar mi matriz jamás”.
“Mentís” dijo la última.
“El mío es de todos el mayor coño.
La armada entró a principios de junio
y ya no salió hasta finales de otoño”.



sábado, 7 de agosto de 2010

cuidaré de ellas


Cuántas cosas pasamos tú y yo juntos, hijo de puta. En cuántas ocasiones le vimos la cara a la muerte y pudimos contarlo. Cuántas veces nos salvamos la vida el uno al otro. ¿Recuerdas aquella vez que le rajé la garganta a ese moro cabrón tan limpia y silenciosamente como nos habían enseñado? Por la espalda, levantándole con la izquierda la barbilla y corte de oreja a oreja con la derecha. Esperar unos segundos y en cuanto las piernas flojeen, ir dejándolo en el suelo boca abajo como un títere con los hilos cortados. Limpio. Silencioso. Ni un grito, ni una gota de sangre sobre mí. Lástima que la puta de su mujer nos sorprendiera y empezara a gritar como una loca alertando a los vecinos. ¿Tienes idea de qué nos habrían hecho si nos hubieran pillado? Bárbaros, chusma, animales…
En el fondo no me sorprende que te suicidaras. Eras una buena persona, demasiado para llevar uniforme. Yo soy de otra pasta. Tú me dabas paz y yo te libraba de los líos en que te metías por haber tomado una copa de más. No pasa día en que no te recuerde con la pistola en la boca. Te la sacaste un momento, el tiempo justo para decirme “Cuida de ellas, júrame que cuidarás de ellas” con la foto de tu mujer y tu hija en la mano. Después te la volviste a meter en la boca y apretaste el gatillo.
Limpié la sangre de la fotografía y, aunque tú ya no pudiste oírme porque tus sesos estaban resbalando lentamente pared abajo, hice el juramento. Y lo he cumplido.
Tu mujer te lloró mucho, te quería de verdad. Por su propio bien, para que pasara página, le ordené que dejara de mirar tu foto cada noche y, como te juré, cuido de ella. Y cada noche después de hacerla feliz como tú habrías hecho, voy a acunar a mi pequeña. Sí, ahora es mi pequeña. Tendrías que verla, ya es toda una mujercita. Con esas falditas cortas y ajustadas de color rosa y violeta que apenas cubren sus braguitas de Hello Kitty, con esos tops que sus tetitas aún no llenan por completo. A veces necesita un poco de mano dura, ya sabes lo rebeldes que pueden ser los niños, pero sé que con los años me lo agradecerá. Bueno, te dejo, mi niña me está llamando para que la acompañe al lavabo a hacer pipí. Después la lavaré bien, la pondré en mi regazo y jugaremos a piedra, papel o tijera. No sufras por ellas, no permitiré que se les acerque ningún indeseable. Te veré en el infierno, compañero.

domingo, 1 de agosto de 2010

las mil y una formas...


...de pelar un huevo, de los de gallina, con vídeos explicativos. Ojo, que algunos de los procedimientos mostrados son extremadamente peligrosos. No intenten hacerlos en casa.


jueves, 29 de julio de 2010

recuerdos del futuro...


...y regreso a las estrellas.


visual acoustics


Visual Acoustics ha sido concebido para la expresión interactiva. Una tela para pintar música e imagen reactivas en una actuación artística a tiempo real. Los pinceles están pintados a través de la pantalla, y cada uno consiste en un instrumento acompañado por su visualización. La posición del ratón en la pantalla determina qué nota instrumental va a pintar el pincel sobre la pantalla.

Denle a go