martes, 16 de junio de 2009

planilandia


Esta obra se la dedica
A
Los habitantes del ESPACIO EN GENERAL
Y a H. C. EN PARTICULAR
Un humilde nativo de Planilandia,
Con la esperanza de que
Aunque fue iniciado en los misterios
De las TRES dimensiones
Habiendo estado familiarizado previamente
Con SÓLO DOS
Los ciudadanos de esa región celeste puedan
Aspirar a elevarse más y más
Hasta los secretos de CUATRO, CINCO O HASTA SEIS dimensiones
Contribuyendo así A ampliar LA IMAGINACIÓN
Y al posible desarrollo
Del rarísimo y excelentísimo don de la MODESTIA
Entre las razas superiores
de la HUMANIDAD SÓLIDA.

15 comentarios:

koldo dijo...

me regalaron ese libro en la universidad, y aunque no es mi literatura preferida, es amena y divertida: planilandia siempre con sus preceptos morales nos puede enseñar lo inmoral de la moralidad

Harry Sonfór dijo...

Es de lo mejor que ha podido escribir un cura en la historia mundial de los curas.

Helter dijo...

Hay otro cura atraido por las matemáticas, un tal Lewis Carroll, aunque le atraían también otras cosas que no vienen al caso...

Harry Sonfór dijo...

Pues le atraían cosas de cura, lo normal.

Helter dijo...

Harry, ¿no le parece que Keira Knightley es una nativa de Planilandia infiltrada en el mundo de las 3 D?

¡Juas juas juas!

Harry Sonfór dijo...

Bah, bah, no conseguirá ofendernos a Keira y a mí. Estamos muy seguros. bah, bah. Eso de los pechos grandes está sobrevalorado.

Harry Sonfór dijo...

Ojo, que gustan ¿eh? pero que está sobrevalorado, también.

Helter dijo...

¿Se puede afirmar que el tamaño no importa, pues?

Harry Sonfór dijo...

Servidor no está en condiciones de afirmar nada, y menos ahora que ponen todas las noches un programa comercial en el que sale una pareja de una rubia y un abuelo que están muy contentos porque el abuelo se ha agrandado el miembro con un trasto muy cómodo que se puede llevar incluso en el trabajo y que no se nota nada si se lleva con pantalones holgados. Él dice que a ella le importa y ella dice que le importa a él.

ludovico dijo...

mmm, Keira la piratona, cuánto tiempo sin saber de ella.

Buenas tardes...

Harry Sonfór dijo...

Sin saber usted, ludovico, que a mí me tiene la cabeza como un bombo venga a de llamarme venga a de llamarme que si me pongo ésto para la gala que si me pongo lo otro. Es mona, sí, pero muy insegura.

Helter dijo...

Buenas, buenas, Ludovico. Ya ve, pobre Harry, con la de curro que tiene y apechugando con las llamadas intempestivas de Keira. A esta chica lo que le quedaría bien es un vestidito a lo Suzie Wong, con cuello hasta arriba, que la falta de canalillo es muy delatora, y un buen corte lateral para enseñar mujlo. El verde esmeralda o el rojo putón combinarán de maravilla con su pelo y sus ojos.

ludovico dijo...

Veo que Harry es un asesor experimentado en eso de qué ponerse en cada ocasión. A ver qué me recomienda, porque mañana tengo una primiere, voy a ir a regar los tomates y los calabacines de mi padre, chandal o ropa vieja.

Helter dijo...

Yo le recomendaría unos pantalones de peto tejanos deshilachaos complementados con un sombrero de paja deshilachao también. Imprescindible el complemento de la ramita de romero en los labios.

ludovico dijo...

Bieeeen, tengo romero a mano allí mismo. Por cierto, el otro día sorprendí a una pareja de erizos haciendo el amor, y debían de quererse mucho o de estar mú necesitaos por que no se desvistieron ni ná.