jueves, 29 de enero de 2009

el crimen siempre paga


Una patrulla de la policía nigeriana se encontraba una noche “apatrullando” la ciudad cuando sorprendió a dos hombres, uno de ellos armado, intentando robar un Mazda. En el ejercicio de su deber, iniciaron la preceptiva persecución. Uno de los dos hombres logró escapar, pero el otro utilizó la magia negra para convertirse en una cabra.

Sin embargo, la policía nigeriana es suficientemente inteligente como para no dejarse engañar por tan burdo truco: ahora la cabra se encuentra bajo custodia policial a la espera de que dé un paso en falso y vuelva a convertirse en el ladronzuelo. No consta que haya hecho uso de su derecho a una llamada ni al derecho de guardar silencio. Hasta el momento, nadie ha reclamado a la cabra ni se ha encargado de pagar su fianza, y aunque la cabra siempre tira al monte, se espera que en breve pase a disposición judicial.

miércoles, 28 de enero de 2009

cold turkey

Eagle Rock es una ciudad que se muere. Un día, una malvada compañía tabaquera ofrece 25 millones de dólares (de 1969) a la ciudad cuyos habitantes dejen de fumar durante 30 días. El reverendo convencerá a toda la comunidad para que acepten el reto. Para él es muy fácil, porque es exfumador... Así que una feligresa le exigirá que, antes de empezar la apuesta, vuelva a coger el vicio para poder dejarlo después otra vez junto con los demás 4005 habitantes.

El médico es el que peor lleva el mono, porque no puede operar si no se casca antes un cigarrito. Las fuerzas vivas de Eagle Rock, encabezadas por su reverendo, intentan evitarlo para no perder la apuesta, y el doctor se defenderá escudándose en su paciente, que suplica: “Por el amor de Dios, déjenle que se lo fume”.

viernes, 23 de enero de 2009

súper


Avanzaba deprisa por los pasillos del súper con la seguridad de quien sabe lo que quiere y conoce perfectamente su camino. Pan para el bocata del niño, algo de fruta, arroz, una bolsa de patatas fritas y otra de palomitas, jamón dulce... No, jamón dulce no: fiambre de pavo, que tiene menos calorías. Al pasar por delante de la sección de desayuno, se detuvo algunos instantes delante de las magdalenas Santa Elena, “desayuno, merienda y cena”. Un pasito palante, María, un pasito patrás... Y cogió un enorme paquete de cereales con fibra para leer los ingredientes.

- Está dudando... está dudando. Antes ya ha renunciado al jamón dulce por el pavo... Dios, esta se ha puesto a régimen. Coge las magdalenas, cógelas. Frescas, blanditas y dulces... ¡Deja los cereales y coge las magdalenas, hostias!

Ella dudó aún un poco, pero acabó metiendo la caja de cereales en el carrito. No podía apartar de su pensamiento las fotos de la playa del verano pasado, esos michelines, esa papada... Consultó la lista de su bolsillo y se encaminó hacia la caja.

- ¡Alarma, alarma! ¡Va hacia la caja! ¡Rápido, cortadle el paso o nos vamos todos a la puta calle!

A escasos metros del final de la cola de la caja se le colaron delante dos mujeres y un chico. Suspiró y se dispuso a esperar pacientemente.

- Tranquilos, tíos, pensemos. Tenemos dos minutos para pensar. Démosle unos instantes para arrepentirse.

Mientras hacía cola no dejaba de pensar en aquellas magdalenas, esas que, de madrugada, cuando se sentía sola en la gran cama, la ayudaban junto con un gran vaso de leche a conciliar el sueño. Después volvía a la cama con ese saborcillo dulce en los labios... y de nuevo la imagen de los michelines y la papada. Ya solo quedaba un chico por delante suyo en la cola.

- ¡Plan B! ¡Plan B!


El chico se giró y le sonrió. Le pareció tan guapo que miró hacia atrás por encima del hombro porque no podía creer que la sonriera a ella.
- Perdona, ¿sabes dónde están las magdalenas?
- Sí, claro, segundo pasillo a la izquierda.
- Gracias, guapa.
¡Guapa! La había llamado guapa un chico que casi podría ser su hijo, y por descontado, su amante. Se miró de reojo en el espejo deformante del súper, y no se vio tan mal... Plantó la cola y se fue detrás del chico, no sin antes devolver la caja de cereales a la estantería.

miércoles, 21 de enero de 2009

prisionero

- ¿Dónde estoy?
- En la Villa.
- ¿Qué quieren de mí?
- Información.
- ¿De qué lado están?
- Eso no puedo decírselo... Denos información. ¡Información! ¡INFORMACIÓN!
- ¡No se la daré!
- De algún modo, la obtendremos.
- ¿Quién es usted?
- El número 2.
- ¿Quién es el número 1?
- Usted es el número 6.
- Yo no soy un número: ¡soy un hombre libre!



jueves, 15 de enero de 2009

inventario


Una minirevista, un megamonedero, un recordatorio de aniversario, un paquete de tabaco empezado, otro por abrir, otro más, máquina fotográfica, cargador de móvil, cargador de Ipod, tres salvaeslipes, un mechero fucsia, otro naranja transparente, otro azul que no funciona, las llaves del curro, las de casa, dos gormitis, un cigarrillo espachurrao, varios tampax (sin usar), paquete de kleenex, un kleenex (usado), móvil, tíquets varios, calderilla suelta, lápiz de ojos, crema de cacao.*

Hermanas, ¿alguna vez habéis sentido vergüenza al volcar el contenido de vuestro bolso? ¿Alguna vez habéis estado diez minutos aguantando la lluvia por no encontrar las llaves de casa? ¿Alguna vez os habéis librado de que os quiten el monedero porque el pobre caco venga de revolver y revolver y no lo ha encontrado? ¿Alguna vez habéis detectado a vuestro alrededor mofa y befa por no encontrar un boli o un mechero en condiciones en el interior de vuestro bolso? ¿Alguna vez no habéis podido coger una llamada a tiempo porque el móvil está ahí, en alguna parte, en el limbo de los pliegues del forro?

Desengañaos, hermanas: somos víctimas. Inocentes víctimas del machista lobby de diseñadores y fabricantes de bolsos de señora. Sí, esos que solo ponen un departamento-bolsillo en todo el bolso para que tengamos que decidir, entre todo lo que llevamos, qué es lo más importante. Esos bolsos que, con la excusa de la estética, tienen el forro oscuro para que no podamos ver nada. Esos bolsos que, además, tienen la boca estrecha y nos obligan a revolver y a reconocer los objetos a ciegas mediante el tacto, con lo cual igual queriendo sacar un rotulador gordo sacamos un tampax, o al revés.

Hermanas, no somos desorganizadas ni caóticas: eso es lo que quieren que creamos. ¡Guerra al bolso! ¡Que vivan las mochilas y las mariconeras! ¡Oh yes, güí can!

*Cualquier parecido entre este contenido y el de mi bolso es rigurosamente auténtico.
Si algo echáis en falta, es porque lo llevo en los bolsillos.

martes, 13 de enero de 2009

zykdryk


Hola, mi nombre es Guido, pero me gusta que me llamen por mi nombre cósmico zykdryk.

El motivo de mi mail es encontrar a klokan, una persona con quien he tenido contactos telepáticos en varias ocasiones. Es originario de Lorth y llegó a este planeta en 1976.

Por favor, envíenme datos al teléfono XXXXXXX o por mail a xxxxx@xxx.com.

GRACIAS, NOS VEMOS EN LA GALAXIA.
¡LOS AMO! ¡LES TRAIGO PAZ!

lunes, 12 de enero de 2009

the day the clown cried


Helmut era un payaso desprestigiado. Mientras se emborrachaba para olvidar, farfulló un comentario ofensivo hacia Hitler tras lo cual fue detenido y conducido a un campo de concentración. Allí consiguió hacer reír a los niños presos maquillándose la cara con barro y haciendo muecas. Después refinó su disfraz con ropa vieja, y su maquillaje con ceniza y excremento de paloma.

Un día, el comandante del campo le prometió la libertad si actuaba para los niños que iban a ser trasladados a Auschwitz, pero por error fue encerrado en el furgón y viajó con ellos. Una vez allí, condujo mediante engaños y muecas a los niños hacia la cámara de gas. “Vamos a un lugar mejor”, les dijo. Y las puertas de la cámara se cerraron tras ellos.

viernes, 9 de enero de 2009

spidey y barack


Peter Parker, reportero gráfico, es enviado por su periódico para cubrir un hecho histórico: la investidura de Barack Obama. Pero en pleno evento a quien encontrará es al Camaleón, el villano capaz de imitar caras y voces, que pretende usurpar la presidencia estadounidense para sus oscuros y malvados fines... Menos mal que Peter tiene la precaución de llevar siempre encima, además de su cámara, su traje de Spiderman.
Esta historia, escrita por Zeb Wells y dibujada por Todd Nauck y Frank D'Armata, saldrá a la venta el próximo 14 de enero con el título Spidey meets the President!, una historieta incluida en el número 583 de Amazing Spider-Man. Justo seis días antes de la investidura de Barack Obama.

En la portada, un Obama sonriente pulgar en alto. Y detrás, Spiderman cabeza abajo susurrando: "Oye, si tú puedes estar en mi portada, ¿no podría yo salir en los billetes de un dólar?"
Así que recuerden: si Barack toma alguna decisión extraña o sorprendente, no descarten la posibilidad de que en realidad el plan del Camaleón haya tenido éxito.

miércoles, 7 de enero de 2009

la vaca magnética


Sabine Begall y Hynek Burda, zoólogos alemanes, han visualizado 8.510 imágenes de 308 prados tomadas de Google Earth para ilustrar su estudio, que concluye que dos de cada tres vacas fotografiadas miraban hacia el norte. Rob Fletcher, experimentado vaquero californiano, declaró al ser preguntado sobre la veracidad del estudio: “Pues no me había yo dao cuén”.

Ya un examen más concienzudo del estudio por parte de expertos minimizó su valor científico, puesto que la baja resolución de las fotos impide discernir dónde está la cabeza y dónde la cola, aunque no veo yo la dificultad. La solución está, como siempre, en la sabiduría popular: “Tengo una vaca lechera, no es una vaca cualquiera; se pasea por el prado, mata moscas con el rabo”. No hay más que localizar los cadáveres de las moscas. Emmental, querido Watson.