miércoles, 28 de enero de 2009

cold turkey

Eagle Rock es una ciudad que se muere. Un día, una malvada compañía tabaquera ofrece 25 millones de dólares (de 1969) a la ciudad cuyos habitantes dejen de fumar durante 30 días. El reverendo convencerá a toda la comunidad para que acepten el reto. Para él es muy fácil, porque es exfumador... Así que una feligresa le exigirá que, antes de empezar la apuesta, vuelva a coger el vicio para poder dejarlo después otra vez junto con los demás 4005 habitantes.

El médico es el que peor lleva el mono, porque no puede operar si no se casca antes un cigarrito. Las fuerzas vivas de Eagle Rock, encabezadas por su reverendo, intentan evitarlo para no perder la apuesta, y el doctor se defenderá escudándose en su paciente, que suplica: “Por el amor de Dios, déjenle que se lo fume”.

11 comentarios:

Harry Sonfór dijo...

¡Muchas felicidades, querida Helter!

Helter dijo...

¡Graciaaaaas! ¡Más fuerte cada día!

Arkab dijo...

¿Qué pasa? ¿Ha cumplido 28 días sin fumar?

Besote.

Helter dijo...

Qué va. La vez que más tiempo he estado sin fumar fueron unas dos semanas, de embarazada. Y el médico me dijo que había escogido el peor momento para intentar dejarlo. El tabaco, no el bombo.

Spanique dijo...

Y que cumpla muchos maaaaaasss!!!

Besicos

Badil dijo...

Muchas felicidades y un regalo. Espero que le divierta.
http://es.youtube.com/watch?gl=ES&v=v8gP8qgzp5k

faren dijo...

Muchas felicidades, reina, que he andado unos días algo desconectada.

ludovico dijo...

Y ¿qué me pueden aconsejar para dejarse el chocolate? Es para recomendárselo a un vecino que lo tengo siempre alterao. Quiero pensar que es de la adicción al chocolate que es una droga blanda (y más si no se guarda en la nevera)

Helter dijo...

Gracias, Spanique, y usté que lo vea.
Gracias, Badil. A mí me ha gustado la peli, pero al enano le ENCANTÓ. Amos, que se la vio como cuatro veces del tirón.
Gracias, Faren. Tranqui, usté desconéctese cuando quiera, que pa cuando vuelva a conectarse ya sabe ande tiene una casa-blog.
Anda, Ludovico, yo creía que la adicción al chocolate era un síndrome exclusivamente femenino. Porque hablamos del chocolate de comer, ¿no?

koldo dijo...

¡Felicidades y zorionak y que le traigan buenos regalos!

Helter dijo...

Muchas gracias, koldo :)