miércoles, 16 de febrero de 2011

ocho


Soy negra, brillante, perfecta en mi simetría. Soy la última, casi líquida, el infinito en vertical. Soy la geometría en movimiento, la que incide y se refleja. Soy el centro del triángulo, soy la luna nueva y el planeta oscuro. Soy Black Betty, Catwoman, Cleopatra Jones. Soy la antesala de la muerte esférica, mágica, la gota que colma el vaso. Soy una, soy ocho y soy diez millones. No es vuestra voluntad lo que me mueve, soy yo quien rige vuestro destino. Yo soy la bola número ocho.

6 comentarios:

Alberich dijo...

¿Sabe que he estado un buen rato enganchado a la bolita del 8, haciéndole preguntas? La muy ladina me ha previsto hasta una inspección de Hacienda...
Gracias por dárnosla a conocer...

Badil dijo...

Le he preguntao si iba a llover para no ir a trabajar y me ha dicho "es correcto". Le he preguntao si esta tarde iba a llover, a ver si se llevaba la contraria, y me ha dicho "es correcto".Directamente le he preguntao ¿tengo ganas de trabajar? y me ha dicho "si".No le digo más.

ludovico dijo...

¿Qué tiene esa bola que a todo el mundo le mola?

(Ahora sí, psssssst.MARINA es mi hija, bueno, una de tantas)

Helter dijo...

Esa bolita la he visto en un montón de películas, Alberich. Creo que existe una versión en castellano, pero yo no la he visto nunca. Es más intrigante que la simplona margarita sí-no.

Y al final, ¿ha llovido o no, Badil? Lo de las ganas de trabajar ya ni le pregunto...

Pues es un nombre bien bonito Marina, Ludovico. ¿En serio ha perdido la cuenta de las hijas que tiene? Como decía Joan Capri, si se le acaba la inventiva para los nombres, ¡póngales un número!

Gregori Samsa dijo...

No vull ni pensar com ha de ser la nº9
la hòstia

Helter dijo...

Gregori, la bola 9 de billar és ratllada en groc, però no hi ha constància que tingui poders endevinatoris. Ara, tot és provar-ho, que coses més rares s'han vist.