miércoles, 6 de julio de 2011

¿tanto?

- ¿Cuánto pesas ahora? ¿Cómo? ¿TANTO? Tendrás que adelgazar más, o no voy a poder hacerlo… Piensa que después, cuando salgas, podrás comer todos los burritos, enchiladas y quesadillas que quieras… Me pasaré el día cocinando para ti… Sí, cariño, es una buena maleta. Por fuera parece compacta pero es muy espaciosa… Por supuesto que me entreno cada día, ¿y tú?… Eso está bien, si puedes meterte ahí dentro es que… Bueno, hasta 40 kilos, pero el problema es cargarlos por lo menos 30 metros sin soltarlos… Un par de semanas más y lo conseguiré. Mañana te traeré más goma de mascar, pero recuerda que no debes tragártela… Y yo a ti, cariño… No, cuelga tú… No, no, tú primero… Va, colguemos los dos a la vez: una, dos y…

4 comentarios:

Alberich dijo...

Y lo mal que uno se siente saliendo de un restaurante y oyendo aquello de 'A partir de mañana verduras i pollo a la plancha...'
Saludos.

Helter dijo...

Hombre, a las verduras también se les puede poner un kilo de mayonesa y servir el pollo a la plancha con patatas fritas grasientas, con lo que casi es peor el remedio que la enfermedad...
No hay mejor régimen (supongo) que comer en el restaurante del Ferran Adrià: te cuesta tanta pasta que te arruinas para seis meses, y las raciones son tan frugales que la línea no se resiente.

koldo dijo...

yo imagino que dejarán de dar clases de yoga en la cárcel...

Helter dijo...

Ya le digo. Y aumentarán el porcentaje de grasas en las comidas.
Ya se han acabado esos presos voluntariosos de las películas que se estudian la carrera de derecho de 5 años en 2 y que se mantienen en forma haciendo pesas en el patio.
En alguna peli de esas futuristas vi que los presos del futuro son cerebros en cajitas condenados a no tener cuerpo nunca más. Son más baratos de mantener y no hay riesgo de fuga.