martes, 3 de marzo de 2009

nadya


...Maravillosas criaturas de largos cabellos ondulados como las olas, de cara de luna y de senos admirables y redondos y duros cual guijarros marinos; pero desde el ombligo carecían de las suntuosidades carnales que generalmente son patrimonio de las hijas de los hombres, y las sustituían con un cuerpo de pez que se movía a derecha y a izquierda.
Las Mil y Una Noches

Nadya era una niña australiana que nació con las piernas débiles y soñaba con sirenas. De pequeña tuvieron que amputarle una pierna, y a los 16 decidió que prefería que le amputaran la segunda a pasarse el resto de su vida de operación en operación y llevando calzado ortopédico. Donde más libre se sentía era en la cama, soñando, y en el agua, nadando.

Un día se decidió a proponer su mayor ilusión a unos amigos de Peter Jackson, de la empresa de efectos cinematográficos Weta Workshop. Quería una cola de sirena hecha a medida que le sirviera para nadar, pero también para sentirse bella. Para su sorpresa, los creadores de Weta se tomaron el reto como algo personal y a cambio le pidieron únicamente el importe del material empleado, que Nadya consiguió gracias a un crédito.

Ahora Nadya tiene lo mejor de ambos mundos, y verla nadar es mágico.


11 comentarios:

ECDC dijo...

Oiga, Heler, Esta señora, ¿se va y no vuelve? tanto decir adios adios. Se podia haber soltao el pelo, que queda como mas de sirena y si se quita dos kilos de maquillaje, mejor.

Helter dijo...

Hombre, cuñao, no sea así... Vale, es una sirena glam algo trasnochada, pero se lo ha currao, y los fabricantes de colas de pescao también.

Badil dijo...

Yo estoy con ECDC en que no hacía falta ponerle el gorro de agua más feo de la historia de los gorros de agua.¿No son los que hacen princesas selfas?

Anónimo dijo...

HOLITAS, ELTER. TA GUAI LA COLA LA SIRENA, PERO LE FALTA UN TATU EN EL OMBRO. ENORABUENA POR TU BLOG!

VANESSITA dijo...

LA DE ANTES SOI YO, LA VANE.

Harry Sonfór dijo...

Pues yo la veo bien reguapa ahí con su cola, sí.

Harry Sonfór dijo...

Jodo petaca, Helter, que he entrado en la página web de Weta Workshop y parecen todos como de Esperanza Aguirre para arriba. Má.

ludovico dijo...

Qué curioso todo ello. Y lo mejor es que cuando se canse de la cola puede hacer un caldito o un caldero, o algo.

Helter dijo...

Muchas gracias, Vane, reina. Bienvenida.

Badil, algún día hablaré del estilo de ropa femenina más destrempante y menos sexy que existe (o existía, cuando fue mi turno): la ropa para embarazada, desde la ropa interior hasta los bañadores. Se diría que el diseñador pensó: "si ya están preñadas, ¿qué es lo que quieren? ¿ligar pa preñarse más?".

Harry, no sea injusto con Espe, que por lo menos tiene un buena (y afilada) dentadura.

Helter dijo...

Yo creo que el siguiente paso, Ludovico, será encargarse una cola voladora, amos, algo así como esta pero acabada en hélice o tobera con propulsión a chorro.

koldo dijo...

yo iba a decir que le sobraba el gorro, pero veo que es opinión unánime, así que solo me suno al sentir popular