martes, 14 de abril de 2009

vértigo

El Camino del Rey, el paraíso de los adictos a la adrenalina, el infierno de los acrófobos.

15 comentarios:

ludovico dijo...

Anda que poner una entrada monárquica el día de la república, tiene delito.
Otro dedique otra a Leticia en su camino hacia la casa real, Je, je.

Helter dijo...

Que no me ha captao la ironía. ¿Usté se imagina al Juancar yendo por el caminico de marras en supermotaza? ¿O a la Leti con sus megatacones procurando que el viento no le levante la falda? Además, ya ha visto lo bajita que es la barandilla (donde hay). Imagínese esa familia de larguiruchos ahí, con tol viento en la cara... De ahí a la tercera república no hay un paso, no: hay solo un traspiés.

ludovico dijo...

Nada, que no tiene perdón de Dios, ni de la patria, ni del rey.

koldo dijo...

Pues el paseo vale la pena, ya lo creo.
Pero cuando lo arreglen.
Aunque ahora que se ha ido el "niño de los minolles" (Chávez), ya no tendrá la misma gracia.

Harry Sonfór dijo...

Helter, oiga, que si me dice de quedar allí como que ya le digo de que no. Así está la cosa. Que si ya me da vértigo atarme los zapatos con mi corta estatura, imagínese lo que me puede pasar allí. Eso sí, es la segunda vez que veo el vídeo y me lo trago enterito, desde el principio hasta el final, con cara de angustia. Ay, esas barras de metal a las que se les han caído el cementete...
Ay.

Helter dijo...

No, si yo tampoco podría. Podría atarme los zapatos si los llevara con cordones, que no es el caso, pero ya subirme a una silla es un problema, a una escalera ni le cuento, y no suelo subir a nada que esté a más de un metro de altura. Le juro que mirando este vídeo he llegado a sentir vértigo, bien sentada en mi sillica y con los pies en el suelo. Creo que echo de menos mi viejo y cálido cordón umbilical.

Spanique dijo...

No lo vean después de comer, leches se me ha cortado la digestión, yo no tengo vértigo y como quien dice nací encima de una escalera, pero la prudencia es la prudencia. ¡Están locos!!! Y luego hablarán de los fumadores : si se caen ¿quién va a pagar el arreglo???

Arkab dijo...

Pues yo, tanto vértigo como ustedes, no tengo; pero me parece de bastante irresponsabilidad mantener el acceso de un camino tan estrecho y con tantos agujeros. Sobre todo por la noche y sin iluminar. Aprovecho para mandar un beso a la madre del cámara. Y a Spanique, también.


Y a Helter, dos.

Harry Sonfór dijo...

Bueno, bueno, un momento, haya paz, que los que suben a esos sitios suelen ser montañeros de esos que lo mismo te suben una montaña, que te van a un concierto de Melendi o que les das un djembé y se pegan todo el día tocando sin parar. Hay muchos, por cientocuarenta o cientocincuenta que se caigan no pasa nada.

Spanique dijo...

Oiga no Arkab, que el camino está cerrado por lo que he leído,
pero que como dice Harry, siguen yendo chalaos, (y ahora que lo poene en internés ni le cuento, ya ha visto que tiene una frecuentación que ni la plaza de españa)

Trikki dijo...

Jo, pués que poco les gusta la aventura, que yo hasta saltaba al agua con salto del angel y doble tirabuzón, que se nota que ninguno de ustedes fue a Vietnam y tuvo que comer lo que ni las cabras comen, que son unos blandengues leñe.

Que a mi hoy en día me da mucho más pánico y vertigo es ir al banco, que es pasar por la puerta y me mareo, y ya pasar el arco de metal y un dolor de barriga y una angustia que pa qué, que eso si es vertigo que además se convierte en mala leche cuando te das cuenta que cada vez los operarios hacen menos, y los cajeros automaticos más, y que ya no te dejan ni pagar un recibo fuera de determinada hora, y aquí en España (como ustedes estarán diciendo que coño tiene esto que ver con la entrada, voy a ello) aún nadie le ha pegado fuego ni al Rey.

Trikki dijo...

Por cierto, Helter, que se me olvidaba, que su blog ya sólo me tarda dos días en descargarse, que antes yo le pinchaba y me tardaba menos, vamos, la duración media de un coito (de dos a tres minutos, dependindo de si hay o no cigarro me han contado)

Helter dijo...

Spanique, usted que es de jugar, tómeselo como una pantalla del Mario Galaxy. Se trata de saltar con criterio y ya está, y si se la pega, tranqui que tiene por lo menos tres vidas.

Doyme por besada, Arkab. Mola.

Trikki, a huevo me lo pone. Pinche mi blog, déle una alegría a su santa y después del cigarrito ya lo tendrá cargado. El blog.

ludovico dijo...

Oiga, que me resistía a ver el vídeo por largo, pero al final lo he visto, y aún me huele la camisa a agrio, qué mareo, qué vomitera, ésto no salta con nada.

Helter dijo...

Badil, ¿se ha fijao en ese excursionista, el vestido, el que está en el puente? Es que yo le encuentro cierto parecido con el señor Benicio. A ver si va a ser él...