viernes, 3 de abril de 2009

vrillon

"Ésta es la voz de Vrillon, un representante del Comando Galáctico de Ashtar, hablándote. Por muchos años nos has visto como luces en los cielos..."
El sábado 26 de noviembre de 1977 a las 5 de la tarde, los espectadores británicos de bien estaban viendo las noticias por la tele. De repente, la señal sonora se interrumpió para dar entrada a un misterioso mensaje: era una señal pirata de origen desconocido, únicamente en audio, en la que un tal Vrillon, del Comando Galáctico de Ashtar, algo paternalista y pesao, largó un discurso con muy buenas intenciones hacia la especie humana, algo así como un rapapolvo pero administrado con cariño. El corte duró unos seis minutos, y a fecha de hoy no se sabe a ciencia cierta quién fue el responsable de algo que requería conocimientos y medios técnicos que no estaban por ese entonces al alcance de cualquiera.

Dicen las malas lenguas que fue un tal “cosmic cowboy”, un personaje cómico de la televisión inglesa que trabajaba en un estudio independiente y estaba rodeado de amigos jipis que se drogaban. Lo que hacen las malas compañías. Las buenas lenguas se creen a pies juntillas que fue un extraterrestre que estaba de paso por nuestra dimensión.

Nota: no es imprescindible que se traguen todo el vídeo. Lo más interesante está al principio y al final. El discurso si quieren también se lo pueden ahorrar.

9 comentarios:

Harry Sonfór dijo...

Lo que está claro es que es un documento real, sólo un extraterrestre puede decir «Las bombas atómicas pueden destruir la tierra, y los seres de tus mundos de la hermana, en un momento».
«Los seres de tus mundos de la hermana» es una frase extraterestre auténtica.
Se lo digo yo, que en el verano del 67 fui abducido por una nave extraterrestre cuando íbamos por la carretera dirección Saint Paul les-Dax. Como fue una abducción de menos de un minuto, tengo poco para contar.

Harry Sonfór dijo...

Oiga, Helter, que en el vídeo que ha puesto hoy sale Brady Corbet haciendo de compañero de cama del señor que canta. Que al tal Brady Corbet lo vi el otro día en una peli que va de una familia que se va de vacaciones a su casa de campo y llega este, el Corbet y otro más vestidos de pijos anaranjamecanicaos y les hacen la vida imposible. A mí me gustó, me lo pasé bien. Es un remake que el mismo director hizo hace cosa de diez años pero en austriaco. Se llama Funny Games y, eso, es una peli majica. Aquí le dejo el trailer para que vea que es el mismo del vídeo:
http://www.youtube.com/watch?v=rYRNq7JErss

koldo dijo...

Vale, es verdad, no he sido capaz de tragarme todo el video, pero eso sí, al principio, las interferencias sonaban a disco de Pink Floyd o así.
De todas formas, qué poco modernos somos, que esto ya es del 77.
Ah, y que me ha hecho ilusión el rescate del comentario!! Gracias!

Helter dijo...

No le conocía de nada al Corbet este, pero ya vi en los mensajes del tubo que es famosete. Si pillo la peli ya le contaré, Harry.

De nada, Koldo. Es divertido sacar frases de contexto.

Harry Sonfór dijo...

Ojo, a ver si tienes arrestos para sacar fuera de contexto esta frase: «y mientras la grácil avecilla torda ofrecía el pábulo de su amor enardecido a su entregado amado, el discreto jilguerillo retozaba entre los jazmines con los carrillos arrebolados y decía felicísimo: pío-pío, pi, pi, pío»

Helter dijo...

Ah, pero es que la gracia de descontextualizar es que una misma elige donde empieza y donde acaba una frase. He dudado a la hora de poner "elige" con g porque he estado revisando un texto en donde todos los "eliges" estaban con j y ya man liao.

koldo dijo...

eso de los elijes con jota son cosa de los juanramonianos o de los que han mamado poco de la teta de la lengua (unos tanto y otros tan poco)

ludovico dijo...

Oigan, que estoy viendo ahí el cadáver de Roswell, ahí tó despatarrao, y me parece que de tan evolucionaos, han perdido todos los órganos para el disfrute y el refocilamiento. ¿Qué usaban el Orgasmatron de Woody Allen?
Si parecen muñecas de Famosa.

Helter dijo...

Pues no sé qué decirle. Hace años hice un cursillo de salvamento (para librarme de la clase de gimnasia) con un muñeco repelente que se parecía bastante al bisho este de Roswell, pero no le quité los pantalones porque me dijeron que para el boca a boca no era necesario.