viernes, 12 de septiembre de 2008

la sonrisa del vampiro


En Alemania, la última moda estética entre los jóvenes es... ¿aumentarse los pechos? ¡Nor! ¿Reducírselos? ¡Nor! ¿Levantarse el culo? Nor, nor y nor. Es afilarse los dientes, solo los caninos o caninos e incisivos, al más puro estilo vampiro. Muy gótico, pero a la Seguridad Social alemana no le ha hecho ninguna gracia, porque se ven dentro de nada con colas en los ambulatorios a causa de infecciones y flemones diversos. Para curarse en salud valga la repugnancia, han avisado que no piensan ocuparse de los pobrecitos vampiros dolientes. Les da igual que les quede por delante toda una eternidad tomando aumentine, no les importa que tengan que alternar la sangre fresca con Nolotil en ampollas bebibles, se la suda que tengan que recurrir a la más burda ortopedia para horadar la piel ajena. No tenían suficiente los pobres con la amenaza del sida y de otras chungueces que se transmiten a través de la sangre.
¡Los vampiros tienen sus derechos! Desde aquí pedimos que puedan gozar sin gasto alguno de crema solar factor 6000 para poder salir a la calle, que se les distribuya gratuitamente plasma con garantía de calidad y pureza igual que se hace con la metadona para los drogadictos, y que en los restaurantes se avise con claridad de si un plato lleva ajo o no.
Lo queramos o no, vampiros y humanos estamos condenados. A entendernos.

8 comentarios:

Trikki dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Trikki dijo...

Oiga, que yo se que igual usted me tacha de intolerante, pero que a todos estos de una buena hostia los dejaba yo sin dientes.

ludovico dijo...

Antes me entiendo con un vampiro/a que con los de hacienda, que también chupan lo suyo.

Norah Jones dijo...

Señorita Helter, usted no me conoce de nada. Yo soy una pobre hija de Ravi Shankar despechada por un señor maño que ha preferido a su señora a mi persona. Vengo aquí a decirle que si puedo utilizar su blosj para mandarle un beso a todas las Marías que celebran hoy su onomástica. Bien, como veo que no se opone, pues eso, beso gordo para las Marías.

Harry Sonfór dijo...

Querida Norah: la cuestión no es que prefiera a mi señora que a usted, que es que me da miedo su reacción, que es de Bilbao y si me suelta una guantá me parte en dos. Asina está la cosa.

Harry Sonfór dijo...

Pues contando que los caninos son los dientes más fuertes de toda la dentadura, los que tienen una raíz más hermosota, es una puñeta que se los limen, que aunque se pongan fundas ya no tendrán unos colmillos como dios manda que sujeten sus incisivos postizos cuando sean más mayores. En todo caso, colmillos muy largos no se podrán poner según la mordida que tengan. Servidor, como tiene la mandíbula de comer anchoas, me podría poner colmillacos abajo, pero no sé si queda eso muy sexy, unos colmillacos largos en el maxilar inferior, a lo perro. Casi que no.
Juro por lo más sagrado que de chaval le pedí al dentista que me lo hiciera, que me pusiera colmillacos en el maxilar superior, y me dijo que estaba tonto o qué y solo conseguí unos que me hizo un protésico dental, de quita y pon. Muy cucos a la par que informales, que creo que perdí en alguna mudanza. No eran nada cantosos, unas funditas de nada que molestaban a la media hora de llevarlos porque se chocaban con los caninos inferiores. Eran muy bonitos. Ahora los echo de menos.

tiecoh jones dijo...

Sr. Sonfor, usted no me conoce de nada, pero yo sé dónde vive. Soy el primo de zumosol de norah, y como me entere de que usted vuelve a rechazar a mi dulce a la par que algo astrábica primita, voy directo pa su casa y le parto como para cocinar al ajillo, a cuartos, se ponga su bilbaina señora como se ponga.

Sra de tiecoh jones dijo...

Sr Sónfor usted no me conoce de nada pero soy la señora del primo de zumosol de norah. Que me haga el favor de decirle a su señora que si aparece mi marido por su casa le pegue una bilbaína hostia y lo mande pa la suya, que es la mía, que tiene que sacar la basura y que ya vale de ir por ahí haciendo el zangolotino. "Que soy el primo, que soy el primo..." Ya lo creo que es primo.Si lo menos fuera a tómbola cobraría. Y yo con él, que vamos a gananciales.